Fran Suárez a los mandos del Citroën DS 3 N5 comienza la temporada 2019, en el podio, logrando la tercera posición  en la VII Subida a Palo Blanco. 

A los mando del Citroën DS 3 N5 el piloto orotavense llegaba con ilusión la primera cita de la temporada, la VII Subida a Palo Blanco, una prueba que bajo la organización de La Escudería Daute Realejos, ha sido el comienzo de la temporada en las Isla de Tenerife.

El piloto del equipo Suárez Baute e hijos, afrontaba la prueba como primera toma de contacto y puesta a punto del Citroën DS 3 N5, que recibía este año nuevas mejoras y tenia que poner el a punto todos los reglajes, después de los desperfectos que sufriera en el Rallysprint de la Vega Nueva en Fuerteventura.

“La Subida a Palo Blanco  formara parte de mis recuerdos por haber vivido en un mismo día tantas sensaciones diferentes, en la manga de entrenamientos, lluvia era muy intensa, a pesar de ello veníamos que el coche iba muy bien, eso nos dio fianza para afrontar la primera manga con más seguridad logrando un crono de 3.36.510, tiempo que nos ha dado el tercer cajón del podio, comentaba Fran Suárez.

«Quiero, primero felicitar a mis dos compañero del podio; Félix Brito, que estrenando este  nuevo Subaru ha conseguido un buen resultado y Manolo Mesa que tras 18 años vuelve y lo hace en el podio.“Además agradecer el trabajo que durante este último mes ha realizado todo el equipo,  y a los dirigentes de Tasca Los Poyos y Frutería Come Come, agradecerle que un año más continúen apoyadonos en las carreras con el cátering”,  concluye el piloto del equipo Suárez Baute e hijos.

Artículo por: Team Suarez Baute